domingo

Dia 14: Domingo 19 de mayo 2002. Valle la Trinidad - Ojos Negros

Hora: 6:15a.m. Temperatura: 13ºC. Humedad: 60 Presión B. 28.2

La niebla cubre todos los alrededores. Tomé té de manzanilla antes de partir, son las 7:00a.m. decidimos partir. Carretera cerrada la visibilidad por la niebla. Todas las luces exteriores encendidas, los faros, las lucecitas de colores del techo adelante y atrás del cometa. Pocas veces he tenido que usarlas, ya que la mayor de las veces viajamos de día. El cometa luce muy vistoso con sus foquitos rojos y ámbar encendidos, rompiendo la neblina y anunciando nuestra presencia sobre la carretera. Ascendemos la serranía, rodamos muy lento, apenas a 30 Km x h. Subida muy pesada, neblina cerrada, como 20 minutos de ascenso difícil. Rocas y más rocas junto a la carretera. Pequeños destellos de sol se cuelan de vez en cuando en alguna curva, como haciéndome saber que ya está sobre nosotros. Se despejó la neblina al llegar a la cima, en un lugar denominado La Cumbre, a 1,100mts. de altura SNM.

Km 103. -Bajamos ahora al Valle el Rodeo. Poblado Leyes de Reforma. Desviación de tercería a la derecha que lleva al ejido Jamaul a 7km. y al Ejido Sonora a 5km.

Km 92. - Ejido Héroes de la Independencia. Pequeño poblado de unos 600 habitantes, existe una estación de gasolina. En medio del llano se alza una construcción en forma de un castillo medieval. Está en venta. Me detengo a tomarle una foto. Es realmente sorprendente ver una edificación así en estos parajes.

clip_image002

Castillo” en el Ejido Héroes de Independencia, BC.

Seguimos descendiendo, ahora estamos en una planicie llamada: Llano Colorado a la derecha y Llano El Álamo del lado izquierdo.

Km 86. - Desviación al oeste con rumbo a El Álamo, a 15 Km

En 1889, este lugar estaba en su apogeo. Existía una población de 8,000 personas debido a la fiebre del oro. Mineros, gambusinos, gente de toda ralea en busca de oro, llegaron aquí de todo el oeste de los estados unidos. En pocos meses todo se acabó, el pueblo fue abandonado y sólo permanecieron los mineros más tozudos, pero también estos se fueron cuando las operaciones se terminaron en 1910. Actualmente es un pueblo fantasma, sólo permanecen en pie algunos edificios antiguos, maquinaria de minería vieja y oxidada que recuerda aquella época de bonanza. Hoy en día, aún se extrae oro, pero en muy baja escala.

Km 55. - Entronque de tercería que lleva a La Laguna Hanson a 35 Km

Km 39. - Entronque pavimentado que lleva a Ojos Negros. Retén del ejercito. Adelante por 3 Km más llegamos al poblado. A la entrada, desviación de tercería de 12 Km a Real del Castillo, antigua capital de la Baja California entre los años 1870 a 1882. Posteriormente se cambió a Ensenada y finalmente a su asiento actual en la Cd. de Mexicali. Fue un centro minero de gran importancia de 1870 hasta los principios del siglo XX. Pueblo abandonado actualmente. Produjo millones de pesos en oro. Llegó gente de todos lados, tanto mexicanos como extranjeros en busca del preciado metal. Está situado en un hermoso valle rodeado de montañas. Algunos vestigios de casas antiguas de adobes y construcciones señoriales abandonadas.

clip_image004

“Astronomía por México” en el jardín de Ojos Negros, BC.

Paramos frente al tianguis, lo recorremos durante un rato, compramos queso, que en esta región es excelente. Vemos un puesto de comida donde sirven menudo, con su toldo de manta blanco y los anafres humeantes, de inmediato nos recetamos para el desayuno, uno grande, acompañado de unas quesadillas y café calientito, ya que la mañana sigue aún fría. Son las 8:30 a.m. Un campesino que está sentado junto a nosotros nos indica que el sol aparece hasta como a las 10 a.m. Se conoce que es una región muy fría, todo mundo anda muy bien abrigado.

Nos detenemos en la Comandancia de Policía para pedir permiso para instalar “Astronomía por México” en el parque central. Nos lo otorgan. Instalamos la exposición fotográfica al rededor del kiosco y coloco un telescopio enfrente de la exposición apuntando al sol. Es domingo, por lo que el parque esta lleno de gente que viene de paseo de distintos rumbos de la sierra de Juárez, muchos indígenas de distintos puntos de la República Mexicana, se dan cita en este lugar para trabajar en los ranchos y ejidos agrícolas que existen por esta región, así que en este lugar tuvimos un público muy heterogéneo.

Acuden por grupitos, se ve que vienen en familia. Se acercan tímidos, curiosos, preguntan que hacemos, les explicamos e invitamos a observar el sol a través del telescopio, se retiran con risitas, dándonos las gracias, algunos hasta con reverencia; otros más preguntan que cuanto cobramos. Otros no se quieren acercar, así que hacemos énfasis de que es sin costo, y que no les va a pasar nada a su vista por observar el sol, que usamos filtros especiales. Después de mucho insistir, se animan. Son gente muy humilde, campesinos, gente del Valle de Oaxaca en su mayoría, “Oaxaquitas” como les llaman por acá despectivamente. Llegan atraídos por mejores salarios que les pagan por su mano de obra en estos ejidos. Hoy es su día de descanso y vienen al tianguis. Niños con costras en las manos y mejillas, producidas por la mugre y la resequedad del frío. No pueden creer lo que les explico sobre los tamaños comparativos del sol con la tierra, sobre las manchas solares que han observado. Así nos la pasamos este día hasta la 1 p.m. hora en que recogimos todo, para darnos tiempo de asistir a misa. Llegó tarde el cura, se perdió en los caminos de tercería en la sierra, venía de “Puerta Trampa”. Se disculpó, eran ya las 2:05 p.m. Todo mundo estuvo esperándolo en su lugar sin moverse. Es domingo de Pentecostés. Hubo celebración de Primera Comunión, por lo que estaba llena la iglesia de niños y los consabidos invitados a las fiestas que se realizarían en los distintos ranchos y casas de los alrededores. Muchísima gente. Calor terrible dentro de la iglesita para 50 fieles y que el día de hoy se triplicaba fácilmente. Terminada la celebración, nos fuimos a refugiar bajo la sombra de enormes eucaliptos que están a una cuadra del parque. Muy tranquilo el lugar. No hay pavimento por ningún lado, sólo el de la carretera que llega hasta el parque. Casas al estilo de la frontera, madera y techos de lámina de zinc, de dos aguas. Al oeste se observan los llamados Cerros Pedregosos. Hace mucho viento ya a esta hora. Son las 4: 30 p.m. Levanta mucho polvo. Todas las ventanas del cometa cerradas. Nos informaron en el jardín que llovió esta mañana en Ensenada. Si se nubla esta noche, no haremos sesión nocturna de astronomía.

Hemos terminado de comer. Mari lava los trastos. El tianguis aún continua ahí. Sigue llegando gente, más y más rancheros. Se mueven curioseando de acá para allá. Todos al estilo norteño. Se distinguen a lo lejos los sombreros ir y venir, por entre los manteados.

Hora: 7:30 p.m. Tengo instalado 2 telescopios; uno apuntando a La Luna y el otro a Júpiter. Estamos frente a la delegación de policía. Gente que va de paso, se detiene, intrigada de lo que está sucediendo. ¿ Porque observamos el cielo?, se acercan, los invitamos a que admiren la luna, que a esta hora ya se asomó a ayudarnos con el espectáculo. Poco tiempo después conforme la oscuridad nos cubrió, pudimos mostrarles Júpiter, que ese día se lució mostrando sus cuatro lunas, para deleite de todos. Concluimos la sesión con Saturno “El Príncipe de los Planetas” y sus resplandecientes anillos, Venus y Marte. Mercurio ya no es posible observarlo, pues se oculta ya muy temprano. Cerramos a las 10:00 p.m.

Mientras la tarde caía, alrededor del parque, se fueron instalando una serie de puestecitos de cenadurías, así que al terminar nuestra sesión, nos dirigimos a cenar a uno de ellos, concluyendo de esa manera las labores del día de hoy. Dormimos esta noche bajo unos pinos abetos que rodean la Delegación de policía, justo junto a la cancha de baloncesto, en el corazón de Ojos Negros.

1 comentario:

  1. holanecesito saber sobre el H.cabilgo de Mexicali y sobre la fiebre del oro blanco en el valle de Mexicali

    ResponderEliminar