miércoles

Día 31: Miércoles 5 de Junio del 2002. Campamento Berrendos. Desierto Vizcaino.

Esta mañana desperté por los sonidos que hacían los alumnos por los corredores. Eran las 5:00 am.

Permanecí un rato más en la cama recordando al velador que en las primeras horas de la madrugada, había partido en su pick up, me había despertado el ruido del motor al echarlo a andar, serían como a las 4:00am.

Ahora si, me levanto, son las 5:45 am. . Me uno a los alumnos en el comedor para el desayuno. Las cocineras tenían ya preparado el café, me senté frente a las estufas a beberme a sorbitos lentos la taza caliente de café de talega que me prepararon especialmente, con un chorrito de leche, a la vez que escuchaba sus platicas en su tonito Sudcaliforniano tan peculiar y que tanto me gusta. Estaban también ahí, la administradora del comedor, así como el conserje.

Más tarde se unió Mari y desayunamos juntos en el comedor. Nos despedimos de todos agradeciéndoles su hospitalidad y de todas sus atenciones para con nosotros y diciéndoles lo bien que la habíamos pasado en su compañía. Cargamos agua para beber, llené el tinaco de agua para el uso corriente del Cometa, nos bañamos nuevamente en las regaderas del internado y partimos con rumbo a la costa del Pacífico.

Carretera recién pavimentada en muy buen estado, sólo por 80 km. con dirección a : Bahía Tortugas y Bahía Asunción.

Km. 35.-Desviación de terracería a la derecha, a Santa Teresita y a la izquierda, a Santo Tomás. Se ven a lo lejos varios ejidos en su mayoría del lado izquierdo, verdor grisáceo en el horizonte.

Km. 55.- Desviación a la izquierda, con rumbo a Los Gavilanes y a la Laguna Camacho 5 km. de terracería.

Km. 70.- Pasando en medio de la Laguna la Choyita que es el final de la Laguna Ojo de Liebre. Grandes extensiones de terreno salitroso a ambos lados de la carretera. En algunos tramos las ventiscas cubren de arena el pavimento. Cuidado al correr por este tramo.

Km. 80.- Fin del pavimento. Bifurcación: a la derecha por terracería , muy mala, 99 km. a Bahía Tortugas. A la izquierda 45 km. de terracería “en mejor estado” ( es un decir) a Bahía asunción.

clip_image002

Flor de Pitahaya

 

 clip_image004

Cruzando la Laguna La Choyita

Al llegar a este punto tuvimos que tomar una decisión, ya que la terracería a Bahía Tortugas está en muy malas condiciones y la distancia es muy larga, optamos por tomar hacia la izquierda con rumbo a Bahía Asunción y de paso en este camino encontraríamos la estación de protección al Berrendo Peninsular.

Manejé unos 5 kilómetros de terracería, y me empecé a dar cuenta de lo mal que estaba el camino y que el trayecto a Bahía Asunción no sería nada fácil. El Cometa se cimbraba todo de “ruedas a techo” y todo en el interior parecía ir dentro de una maraca. No lograba rodar arriba de 10 km. x hora, así que haciendo cálculos mentalmente, con matemáticas rudimentarias me dije a mi mismo.

___¡ Mimismo ¡ ___ Esto nos va a llevar unas 5 hs. llegar a Bahía Asunción____

Armándome de toda la paciencia del mundo, seguí conduciendo sobre aquel sendero de superficie de “lavadero”, zigzagueando, tratando de ayudar al Cometa a salir lo mejor librado de lo que consideraba que para él, sería una pesadilla. De pronto y como un tornado a lo lejos, por el espejo retrovisor observé una columna de polvo tras nosotros. Conforme pasaban minutos. La columna de polvo me dejó ver entre élla , la figura de un vehículo pick up blanco que venía en dirección a nosotros y con destino también a Bahía Asunción. Me orillé. Apagué el motor del Cometa y descendí. Esperé a un lado del camino a que se acercara a nosotros y le hice señales de que se detuviera. Cuando detuvo su loca carrera le pregunté al conductor; quien venía acompañado de una mujer y dos niños en el interior de la cabina.

___Oiga amigo ___ le pregunté, al modo de hablar de la gente de por aquí.

___¿ Va usté pa´Asunción ¿ ___ (Pregunta por demás tonta)

___¡ Seguro, amigo ¡ ___ Pos , pa´donde más ___ me contestó con su acento de ranchero sudcaliforniano.

___ ¿ Y cuanto tiempo hace usted hasta allá ¿ ___

___Maj o menoj una hora ___ Casi me infarto al escuchar su respuesta.

___ ¿Pues a cuanto maneja amigo? ___ (Otra pregunta tonta)

___ Pos échele cuenta amigo ___ me contesto.

___Pues si que maneja recio amigo ___ Le dije, tratando de imitar su modo de hablar, para no parecerle muy ajeno a la región.

___Pos así manejamos los rancheros de por acá___

Tenía mucha razón, puesto que lo vi venir “como alma que lleva el diablo”. Parecía que se deslizaba sobre la cinta asfáltica de una autopista y no de esta terracería tan en mal estado.

___¿ Va usté pa´llá ¿___ me preguntó

___Sí, pero primero vamos a pasar a conocer la estación de protección al berrendo____

___¿Sabe donde está la desviación? ___

___ Ai como a un kilómetro más delante ___ Me respondió

___ Pues muchas gracias amigo ___ Le dije

___De nada amigo ___ Que tengan buen viaje ___ concluyó, y arrancó acelerando, perdiéndose entre la nube de polvo que dejaba tras de sí, como si fuera un correcaminos de estos desiertos.

Km. 6.- Desviación a la izquierda por brecha de 5 km. al Campamento de los Berrendos.

Tomamos la brecha y llegamos al campamento. Hoy se conmemora el Día Mundial del Medio Ambiente. Extraña coincidencia, venir a festejar este día con gente que se dedica exactamente a esto. Gente dispuesta a vivir en este medio tan inhóspito para dedicar su vida a proteger a esta especie en peligro de extinción. En este lugar, ubicado en la Reserva de la Biosfera del Desierto del Vizcaíno, fuimos recibidos amablemente por José León Valdez Aragón y Ruperto Villavicencio Zúñiga, quienes durante la semana viven y realizan todas las actividades para tener todo en orden y funcionando de miércoles a miércoles, día en el que son sustituidos por otros compañeros, quienes a su vez permanecerán por otra semana y así sucesivamente se van alternando. Nos mostraron todas las instalaciones del campamento y visitamos los corrales donde han ido encerrando y recuperando poco a poco esta especie que estuvo a punto de extinguirse.

En un corral de 4 hectáreas pudimos ver a un berrendo macho que dos días antes habían encerrado con 20 hembras en cautiverio. En otro corral de al lado, 28 machos adultos y 8 crías. Me informaron que además existen aproximadamente otros 200 berrendos que vagan en los alrededores (según el último censo del año 2002) y que día a día se acercan más al campamento en busca del alimento que ellos les dejan tirado, para que los animales atraídos por la pastura se vayan acostumbrando a ver a sus compañeros dentro de los corrales y de esa manera poderlos atrapar también e ir asegurando su supervivencia. Los pobres animalitos sufren de la peor sequía de la región (hace 5 años que no cae ni una gota de agua en esa zona) y

se les puede ver flacos y hambrientos acercarse a la estación con la caída de la tarde.

Mari preparó una comida especial en la cocina del Cometa para festejar con ellos este día tan especial. El otro compañero de éllos se fue la tarde de ayer a Guerrero Negro (en total son siempre 3 personas las que viven en esta estación), lugar donde se encuentran las oficinas generales, donde tendrán el día de hoy un convivio . Sus compañeros sustitutos llegarán hoy en la tarde y ellos podrán regresar a casa a descansar por una semana.

Pasamos todo el día acompañándolos a las actividades de rutina, como son: checar las cercas de alambres de púas y el cerco electrificado que circunda los corrales para proteger a los berrendos del ataque de los coyotes. La electricidad se obtiene aquí por medio de celdas solares y por energía eólica que procede de un pequeño molinito de viento. Llevamos pacas de alfalfa seca a los comederos en los corrales. Checamos los bebederos, y distribuimos algunas pacas en los alrededores, tirándolas en el piso para atraer a los berrendos salvajes. Subí a la torre del vigía y desde allí observé los alrededores con unos binoculares que tienen instalados, y descubrí a lo lejos a un berrendo macho con tres hembras. El trabajo en el campamento es inagotable diariamente hay nuevas cosas que hacer, que adaptar, que construir con ingenio y con los pocos recursos con que cuentan. Todo en este lugar ha tenido que ser adaptado y construido por estas 6 personas que se entregan de lleno a esta labor loable. Cuando Mari tuvo lista la comida, nos llamó y acudimos los tres a la “palapa“ principal donde está la cocina –comedor y la estación de radio y servicio meteorológico de la estación, en fin es la parte más importante del conjunto. Charlamos y bebimos café de sobremesa durante largo rato después de la comida. Mientras conversábamos vimos como se iban acercando al campamento el berrendo macho que había observado hacía un par de horas a lo lejos desde el mirador. Se acercaron temeroso, pero el hambre es más fuerte y los hizo arriesgarse y tuvimos la oportunidad de tener al macho y las tres hembras de su rebaño tan cerca de nosotros como a 10 mts. Con mucho cuidado y tratando de no hacer mucho ruido, tomé mi cámara y fotografié a esos bellos animales en estado salvaje.

___ Cada día se acercan más a la estación ____ nos comentó José León ___ pero hoy se acercaron más que nunca___

___Creo que ya va a ser hora de acercarlos al corral, para tratar de encerrarlos___ le dijo a su compañero Ruperto.

___Se ven muy flacos____ agrego León

___Sí, hasta se les notan las costillas ___ dijo Ruperto

___Pobres, el hambre los está matando___dijo León, ___por eso se arriesgan a acercarse a nosotros en busca de la comida ____

___Poco a poco se están acostumbrando al ser humano___ concluyó León.

Al caer la noche pudimos conocer a “Clarisa “ la araña mascota de la cocina de la estación. Era una enorme araña de color amarillento y de abdomen abultado.

___Vive en el ángulo superior izquierdo de la ventana del comedor___ me informó Ruperto.

___Durante el día se esconde en su nido que ha construido ahí ___ Y en cuanto oscurece, empieza a tejer su tela sobre el vidrio____ Sabe que los insectos chocan con el vidrio al volar hacia la luz y élla los atrapa en ese momento___

___Observe y verá___ me dijo, mientras iba por una mosca de las que rondaban por el comedor. Atrapó la mosca y la trajo hacia la red que para esa hora Clarisa ya tenía perfectamente tejida sobre la ventana, cubriendo una tercera parte de élla. La lanzó contra la red, y en cuanto la araña sintió que algo hacía contacto con su trampa, descendió rápidamente y empezó a envolver a su víctima con la fina tela que producía por su boca, así hasta dejarla empaquetada en una fina carcel de seda.

___Más tarde se la va a comer___Dijo Ruperto.

___Tenemos un diario de actividades de Clarisa___Continuó explicándome. Fue por él y me lo mostró. En el pude leer: Los días, las horas y el tiempo que se toma la araña en construir por completo su red, la hora en que empieza a tejerla, la hora en que la desteje al amanecer. Pude observar que su tiempo record de tejer la red completa es de 8 minutos.

___¡Waw! ___ Eso es rapidez ___ le dije a Ruperto.

___Sí, y la teje y desteje todos los días___ No sé porqué no la deja ahí todo el día___ dijo Ruperto

___Es nuestra mascota principal ___

___¿Acaso tienen otras?___ le pregunté

___¡Claro! ___ Tenemos a las ratas canguro también___ Espere y verá___ me dijo, mientras se dirigía a uno de los estantes de la cocina y traía un puño de ojuelas de avena y las regaba sobre el piso cubierto de grava.

___Espere unos minutos y verá___ me dijo Ruperto.

Esperé sentado sobre una de las sillas de plástico blanco que tienen en el comedor y de pronto, como salidas de las tinieblas del desierto, aparecieron un par de “ratas canguro”, como del tamaño de una pelotita de golf, cafés, peluditas, con una cola tres veces mas larga que el de su cuerpo y con una pequeña bolita velluda en la punta. Ojos saltones y boludos , con un brillo intenso en la oscuridad al momento de alumbrarlas con la linterna de mano, como si tubieran luz propia en su interior. Se apresuraron a comer las pequeñas ojuelas de avena.

___Observe ahora lo que va a pasar ___dijo León , quién se había acercado a nosotros.

Se acerco lentamente a éllas , y con el dedo índice, empezó a acariciar a una por el lomo sin que el animal hiciera ningún intento de huir. Quedé asombrado de ver como esos animales en este lugar se han ido acostumbrando a la presencia del hombre.

___También el hambre las ha hecho acercarse a nosotros___ dijo León

___Sí, nos dimos cuenta de esto hace tiempo, cuando notábamos que se acercaban temerosas a recoger las moronas de comida que se nos caían ___Así que un buen día les arrojé avena y me les acerqué___ continuó explicándome León.

___Y ya ve lo que hemos logrado ___

___Cuando no les damos de comer por las noches, me muerden el pantalón y me dan jaloncitos ___ dice León.

En verdad estos hombres están haciendo aquí una labor invaluable, ya que se han integrado de lleno al medio y lo hacen con agrado. Se sentían contentos de tenernos con ellos esa noche y compartir directamente sus experiencias.

Los que viven en estas grandes soledades, necesitan estar en solidaridad con el espacio inmenso que los rodea”

Esperé a que se fuera apagando el crepúsculo y la noche cayera, sobrecogedora y azul.

Biólogos y Mary en el campamento. Desierto Vizcaino.

Cenamos ligero, café con leche y pan que traíamos en el Cometa. Posteriormente salimos al campo abierto e instalé el telescopio grande e hicimos los cuatro una hermosa noche astronómica, bajo el hermoso cielo del Desierto del Vizcaíno. Les expliqué detalladamente muchas de las maravillas que veíamos. Nos deleitamos hasta saciarnos de la noche húmeda del desierto, de aquel manto oscuro con átomos de sol, sentíamos que nos unía un lazo entre la tierra y el arcano. Vimos estrellas caer, caer en aquel río interminable de estrellas y me sentí nochero, adorador de los cielos.

“Callaba todo ser y toda cosa y arriba era la noche misteriosa, jardín azul de margaritas de oro” ( Amado Nervo)

clip_image002[4]

Alimentando berrendos

 clip_image004[4]

Estación Protección berrendos

clip_image006

Mari con José León y Ruperto

 clip_image008

Berrendos salvajes

Información General:

Algunas de las instituciones que han participado en este Plan de Recuperación del Berrendo Peninsular son:

Reserva de la Biosfera “El Vizcaíno”.

Ford Motor Company.

Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste.

Dirección General de Vida Silvestre.

Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, CAN.

Gobierno del Estado de Baja California Sur y Municipio de Mulegé.

N.C.P. Ejido “Lagunitas”

U.M.A Alfredo V. Bonfil.

Espacios Naturales y Desarrollo Sustentable.

CONACYT- SIMAC

SEDENA.

ESSA.

ASM-Unidos para la Conservación.

Enviromental Flying Services.

Canal 11.

Los Ángeles Zoo.

Para mayor información:

Reserva de la Biosfera “El Vizcaíno” (615) 157-1777 y/o

Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste, S.C. (612) 125-3633

El Plan de Recuperación del Berrendo Peninsular se desarrolla básicamente en la Reserva de la Biosfera “El Vizcaíno”, área natural protegida que se localiza en la parte media de la Península de Baja California.

En el plan de recuperación se conjugan tanto programas como proyectos gubernamentales, de la iniciativa privada, organizaciones no gubernamentales, y apoyos internacionales. Asimismo se aplican financiamientos de gran relevancia como es el caso de La Ford Motor Company con su campaña “Salvemos al Berrendo”

En dicho Plan también participan instituciones académicas como el caso del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste. Las acciones y actividades que se desarrollan se agrupan a grandes rasgos en tres componentes principales:

El manejo intensivo de una parte de la población consta principalmente de una zona cercada con un sistema de riego. El hato reproductivo por ahora (en julio del 2002) cuenta ya con 61 animales. Dentro del cerco hay algunas subdivisiones para el manejo de estos animales; se tiene control sobre los coyotes y se cuida de la alimentación de los berrendos. El criadero se encuentra en los terrenos del ejido Lagunitas, mismos que se ubican dentro del área núcleo para el berrendo.

El manejo extensivo de la población silvestre integra diversas acciones y actividades que se realizan con el resto de la población de berrendos que está en libertad: Localización de individuos y/o de los grupos, evaluaciones del tamaño de la población, seguimiento, así como de colectas y toma de muestras diversas. Actualmente se estima que la población es de aproximadamente 200 animales.

En la difusión, La educación ambiental y La vigilancia se conjuntan todas aquellas actividades que hacen posible la comunicación con los pobladores y visitantes de La Reserva de La Biosfera “El Vizcaíno” y que están dirigidas a informar y obtener el apoyo y la colaboración de la sociedad.

También hay otras comunicaciones de mayor alcance: A nivel regional, La Escuela Normal Urbana de La Paz adoptó al berrendo como su emblema deportivo. A nivel nacional, el Plan de Recuperación del Berrendo Peninsular es parte del Proyecto para la Conservación y Recuperación del Berrendo en México; y a nivel internacional también se han recibido diversos apoyos.

Todo la anterior está encaminado a evitar la extinción del Berrendo Peninsular.

clip_image010

Avisos sobre la carretera

Fín del pavimento en el Desierto Vizcaino

1 comentario:

  1. holazzz yo soy la doña de aka de cuencame dgo espero qe la señora ana y su esposo don migel leean esto y toda la comunidad de esa hermosa bahia leean esto:les mando 1 abrazo muy fuerte x ser km son amables y muy generos por ese hermoso tiempo qe estubimos hay km cocinera de los trabajadores de CFE cracias por aseptarnos 1 no muy lejano voy a ir a visatarlos este es el corre de mi hija la ñiña arancita_motita@hotmail.com

    ResponderEliminar